Blog

Cocinas de diseño, funcionales y sostenibles

Nuestras cocinas son un reflejo de nuestros gustos y nuestras personalidades. Y una de las decisiones más importantes en la cocina es la elección de los electrodomésticos. Queremos que queden bien integrados y acorde con el diseño que hemos elegido, pero que a su vez que sean de calidad, funcionales y sostenibles.


Puede parecer difícil decorar las cocinas de forma funcional y a la vez garantizar que sean elegantes pero, con los electrodomésticos Grundig, conseguirás una perfecta armonía entre belleza, sencillez y calidad. 

Conoce a continuación ideas de estilos de cocinas.

Cocina rústica

La decoración de las cocinas rústicas es bastante común en las regiones del norte de Europa. La armonía de colores y texturas es muy importante en este tipo de decoraciones ya que predomina el uso de la madera y los elementos naturales. Son cocinas que se miman mucho los detalles para que transmitan la esencia de la naturaleza. 

Cocinas sencillas

Este estilo de cocina se caracteriza por utilizar elementos reciclados, más sostenibles y que además rebajan el presupuesto de la reforma. Se utilizan, por ejemplo, estanterías de materiales reciclados en lugar de los armarios de cocina, y se crea un ambiente muy sencillo y natural decorándola con utensilios de cocina obtenidos también de materiales reciclados o reciclables.

Cocina minimalista

Hay personas a quienes les gustan las cocinas con utensilios a la vista, mientras que otras prefieren la sencillez. Las cocinas con un diseño minimalista cuidan mucho la distribución de los elementos, con pocos muebles, y se caracteriza por tener los utensilios guardados y las superficies despejadas.

Cocinas coloridas

Este tipo de cocinas destacan por la multitud de colores en un mismo espacio. Pueden ir desde colores intensos a suaves y suelen tener mucha personalidad. Tambien se les añade una iluminación bajo los muebles para reforzar el ambiente colorido.

Cocinas elegantes y blancas

Si quieres tener una cocina elegante, puedes decorar tu cocina en color blanco siguiendo el estilo minimalista. La particularidad de esta decoración es que en la estancia predominan los muebles blancos y de madera, y la decoración interior blanca crean una cocina brillante y elegante al mismo tiempo. Los elementos de iluminación también son en blanco puro, convirtiendo la cocina en el centro de la casa.

 

Además, puedes elevar tu cocina por encima de los estándares con un poco de tiempo y sin reformas. Aquí tienes algunas ideas para darle otro look tu cocina.

AÑADIR DETALLES

Si tu cocina tiene tanto cajones como armarios grandes, añade diferentes accesorios a cada uno de ellos para cambiar su estética. Por ejemplo, cambia los tiradores que tengan, quedará muy elegante y diferente.

PON PLANTAS

Poner plantas en las cocinas les da un aire muy natural y denotan vida. Las plantas colocadas en el alféizar de la ventana son una opción segura. Además, no sólo son bonitas, sino también funcionales. Coloca pequeñas macetas repartidas por las ventanas de todo el espacio con hierbas aromáticas que puedas usar para cocinar, u opta por una única maceta grande colocada de forma destacada sobre una encimera o isla.

UTILIZA ALFOMBRAS

Al añadir una alfombra en tu cocina transmitirás calidez al espacio, además de que parecerá otra zona másde la casa. Las alfombras vinílicas son la mejor opción para poder limpiarlas fácilmente y la más segura para las cocinas.

PINTA TUS ARMARIOS

Los armarios son los elementos que más se ven y más espacio ocupan. Por eso, cambiar su aspecto permite que toda la cocina cambie.

CAMBIA LOS ELECTRODOMÉSTICOS

Uno de los elementos más importantes y que más destaca de la cocina son los electrodomésticos. Tienen que integrarse con la cocina y al estilo que hayas elegido.

Sea cual sea tu estilo favorito, encontrarás una opción entre los electrodomésticos de Grundig que encaje a la perfección en tu cocina ideal.  

Desafiamos constantemente nuestras propias innovaciones y las tendencias para garantizar una combinación impecable de belleza, sencillez y calidad.

 

Volver al inicio