Blog

¿Qué es la eco-ansiedad?

Desde Grundig defendemos que vivir de forma más sostenible no consiste en ser perfecto. Se trata de que todos pongamos nuestro granito de arena, por pequeño que sea, y el mejor lugar para empezar es en casa. Cada vez hay más gente interesada en llevar un estilo de vida sostenible. ¿Qué significa esto exactamente? ¿Cómo aprender a vivir de forma más sostenible mientras se ahorra en recursos?

A continuación, compartimos algunos consejos e ideas para gestionar la llamada "eco-ansiedad". Pero, primero, veamos qué significa vivir de forma sostenible.

¿Qué es vivir de manera sostenible?

Vivir de forma sostenible consiste ayudar a las personas y al planeta tomando decisiones más conscientes que mejoren nuestras acciones y también economía en casa.

¿Cómo vivir de manera más sostenible?

Es posible adoptando pequeñas acciones cada día. Por ejemplo, puedes empezar por reducir el desperdicio de alimentos o  el consumo de energía en casa.

Otra idea es substituir productos desechables por otros reutilizables. A largo plazo, estos pequeños gestos son los que marcaran la diferencia.

¿Por qué deberías poner en práctica algunas de estas ideas sostenibles? 

Para protege nuestro planeta

El mayor beneficio de aprender a vivir de forma sostenible es que es bueno para el medio ambiente. Provoca menos contaminación, preserva los recursos no renovables, reduce el consumo de energía y ayuda a garantizar que las futuras generaciones puedan disfrutar de nuestro planeta.

Esto hace que nuestro planeta pueda seguir proporcionandonos suficientes alimentos y recursos a la población creciente y a las generaciones futuras. 

La buena noticia es que hay muchas maneras de vivir de forma sostenible. A continuación hemos enumerado algunos ejemplos.

Puedes elegir el que más te guste y ponerlo en práctica. Recuerda que se trata de hacer pequeños cambios.

1. Puedes usar menos agua

Reducir el consumo de agua es una de las mejores maneras de ser más sostenible. No sólo ahorrarás, sino que también reducirás tu consumo de energía y tus facturas de electricidad y agua. Aquí tienes algunas formas sencillas de ahorrar agua en casa:

  • - Cierra el grifo mientras te cepillas los dientes.
  • - Haz duchas más cortas.
  • - Pon en marcha el lavavajillas o la lavadora sólo cuando estén completamente llenos.
  • - Arregla las tuberías con fugas en cuanto las detectes.
2. Reciclar y hacer compost en la medida de lo posible

Recicla el papel, el plástico y el vidrio. El compostaje también es una forma estupenda de "reciclar" las sobras, los residuos del jardín y otros materiales orgánicos que no se pueden reciclar con métodos convencionales. Puedes enriquecer la tierra con el compostaje.

3. Sustituir tus productos desechables por otros reutilizables tiene un gran impacto

Papel, botellas y vasos de plástico, cubiertos de plástico, servilletas, bolsas de la compra, pajitas, filtros de café, toallitas...

Estos artículos no sólo ocupan mucho espacio en casa, sino que además hay que comprarlos una y otra vez. En otras palabras, no son buenos para el medio ambiente ni para tu cartera.

Cambiar a productos reutilizables puede ser una forma estupenda de adoptar un estilo de vida con menos residuos. Es posible que pueda parecerte que pagas más por estos productos en un primer momento, pero puede ahorrarte dinero a largo plazo porque no tendrás que volver a comprarlos.

4. Llevar tu propia bolsa al hacer la compra

Seguro que tienes en casa un montón de bolsas reutilizables que recoges en eventos y tiendas. ¿Por qué no las llevas siempre contigo para hacer la compra?

5. Reducir el desperdicio de alimentos marcará nuestro futuro

Teniendo en cuenta lo negativo que es el desperdicio de alimentos para el medio ambiente, debemos poner de nuestra parte para reducir al máximo el malgasto.

  • - Haz la compra ciñéndote a una lista para no comprar en exceso.
  • - Guarda los alimentos de manera adecuada para que se conserven más tiempo.
  • - Consume todas las sobras de tu nevera antes de que se estropeen.
6. Ahorra energía en casa

Hay muchas formas de vivir de forma sostenible y ahorrar energía en casa.

  • - Utiliza electrodomésticos y bombillas de bajo consumo.
  • - Apaga el ordenador por la noche.
  • - Desenchufa los aparatos electrónicos que no utilices.
  • - Lava la ropa con agua fría.
Volver al inicio