Blog

Diferencias entre radio FM y radio digital DAB

¿Sabes qué es la radio DAB? ¿Y cuáles son las características de la radio FM? En este post te las comparamos.

La radio FM y la radio DAB llevan ya unos cuantos años conviviendo, pero el deseo de las autoridades, de las emisoras y de los fabricantes es el de priorizar la segunda sobre la primera. Por eso, en este post te contamos qué es la radio FM, qué es la radio DAB y cuáles son sus diferencias, pues tendremos que estar familiarizados a partir de ahora con ello.

 

Qué es la radio FM y qué es la radio DAB

 

La forma más sencilla de entender qué es la radio FM y qué es la radio DAB es compararlas con el sistema de transmisión de imágenes de televisión: la radio FM sería la clásica televisión analógica, mientras que la radio DAB sería la TDT. Lo explicamos.

 

Qué es la radio FM y cómo funciona

La radio FM (Frecuencia Modulada) se basa en un sistema de transmisión de información a través de ondas radiales portadoras del sonido original, como podría ser música o voz. Un sistema similar emplea la radio AM (Amplitud Modulada), pero lo que cambia aquí es el alcance de dichas ondas. En la radio AM, esas ondas son de largo alcance pero de baja calidad, mientras que en la radio FM, estas ondas son de alta calidad pero de corto alcance, lo que obliga al usuario a resintonizar la emisora cuando se desplaza una decena de kilómetros.

 

Uno de los grandes problemas de la radio FM es que es muy sensible a las interferencias, producidas por ejemplo por los fenómenos atmosféricos o por el relieve geográfico, en concreto las montañas, que ejercen de una importante barrera para la transmisión de sus ondas.

 

Qué es la radio DAB y cómo funciona

La radio DAB (del inglés Digital Audio Broadcasting) es un estándar de transmisión de radio digital utilizado en la Unión Europea. Dio sus primeros pasos en los años 80 del pasado siglo y experimentó un gran impulso con el cambio de siglo, aunque su implantación en el Viejo Continente es desigual, como veremos más abajo.

 

Según este sistema, no se emiten ondas portadoras del sonido original, sino información digital en paquetes o contenedores de bits, que el receptor interpreta y transforma en sonido. Ambos sistemas coexisten porque utilizan frecuencias distintas del espectro electromagnético, por lo que ambas señales no crean interferencias entre sí.

 

Por otro lado, también es importante saber qué es la radio DAB+: se trata de la versión actualizada de la radio DAB. Su mejora con respecto a su predecesor radica en la mayor eficiencia del codec de audio (AAC+), agilizando y perfeccionando el envío y la recepción de la información digital.

 

Cuáles son las ventajas de la radio DAB

 

Ahora que ya conoces las características de la radio FM y de la DAB, te preguntarás: ¿qué sistema es mejor? Y se puede decir que tiene muchas más ventajas la radio DAB, en términos de calidad. 

 

La principal ventaja es que no hay pérdida de calidad entre el envío y la recepción: al tratarse de paquetes o contenedores de bits, el receptor (un equipo de sonido compatible) es capaz de reproducir exactamente lo que se envió desde el centro emisor. Es decir, no perderá calidad por el camino, como sí ocurre con la radio FM en el caso de que la señal se tope con un fenómeno atmosférico adverso o un relieve geográfico que entorpezca el envío.

 

Otras de las ventajas de la radio DAB es que permite el envío de metadatos complementarios a la señal sonora propiamente dicha. Esto puede ser utilizado por el emisor para enriquecer la experiencia del oyente, por ejemplo informando del nombre de la canción que se escucha. Además, a nivel de infraestructuras, permite una cobertura territorial en frecuencia única, lo que facilita la planificación del espectro electromagnético disponible.

 

La situación en España

 

Hay que decir que la implantación de la radio DAB en España es aún limitada, puesto que el país aún no cuenta con las infraestructuras necesarias para cubrir todo el territorio nacional. De hecho, según el Informe de Radio Digital de EBU (Eurovisión), solo el 20% de la geografía española está en condiciones de sintonizar radio DAB, puesto que los dos únicos centros emisores de importancia están en Madrid (Torrespaña) y Barcelona (Collserola). 

 

Los ciudadanos de Ceuta, la Costa del Sol y del Campo de Gibraltar también pueden disfrutar de este sistema, pero  escuchando solo emisoras radiofónicas en lengua inglesa, pues emiten desde el centro emisor del Peñón de Gibraltar. 

 

Pero como decíamos, aunque aún le quede camino por recorrer a la radio DAB en España, todo hace indicar que en los próximos años experimentará un gran avance. Una medida que será decisiva en este aspecto será la obligatoriedad para los fabricantes de automóviles de incorporar equipos de radio DAB en sus vehículos, algo que hasta ahora solo hacían con carácter voluntario, a modo de ‘extra’, aplicando el consiguiente sobrecoste al comprador.

 

Las radios de Grundig ya están preparadas

 

Como se puede deducir de lo anterior, un importante freno a la radio DAB es que necesita de reproductores específicamente fabricados para leer esta señal. Sin embargo, ante el previsible avance que experimentará la radio DAB en España, Grundig ha decidido prepararse para el nuevo tiempo, fabricando radios compatibles con este sistema, que ya se puede escuchar en Madrid y Barcelona y que está masivamente difundido en el norte de Europa y en muchos países de Europa.

 

De hecho, dispositivos como equipos HiFi, barras de sonido o radios pueden reproducir audio emitido en ambos sistemas, por lo que suponen una elección inteligente a la hora de comprar un equipo de sonido con vistas al futuro. Ejemplo de ello es el M 4050 BT, totalmente compatible con DAB+.

 

Por tanto, si tienes pensado comprar un equipo de sonido fijo o portátil que te dure muchos años, echa un vistazo a las propuestas del catálogo de Grundig y elige entre los modelos compatibles con radio FM y radio DAB+. Es la mejor garantía para escuchar radio a la máxima calidad durante mucho tiempo, independientemente del sistema de emisión imperante.

Volver al inicio