Blog

¿Cuánto duran los alimentos en el frigorífico una vez descongelados?

La descongelación de alimentos es una tarea sencilla e importante que debe seguir unos pasos y unas determinadas indicaciones, como te contamos en este otro artículo. 

Pero, una vez terminado el proceso, ¿sabes qué hay que hacer? Y lo más importante: la comida descongelada, ¿cuánto dura? Eso es precisamente lo que te contamos en este post, donde te damos algunas orientaciones en función del tipo de alimento.

Algunas cuestiones a tener en cuenta

Para entender cuánto dura la comida descongelada en buen estado, es importante entender cómo funciona la congelación y la descongelación de los alimentos. 

En primer lugar debes saber que los alimentos son un hábitat perfecto para los microorganismos y siempre están presentes en ellos. Si sus niveles son bajos, no entrañan riesgo para la salud de su consumidor. Además, la cocción de los alimentos, en sus distintas variantes (freír, asar, cocer, etc.) elevan la temperatura por encima de los 65⁰C para eliminar la mayor parte de dichos microorganismos. En cambio, un alimento en el que ya han proliferado los microorganismos, entra en una fase de descomposición que lo hace incomestible y peligroso por riesgo de intoxicación. 

Por el contrario, la congelación es un método de conservación que somete al alimento a una temperatura muy baja (hasta los -18ºC, en congeladores como los de Grundig) y no mata los microorganismos, sino que ralentiza su multiplicación. Ojo: subrayamos el término ralentiza porque no detiene por completo dicha multiplicación. 

Es decir, un alimento no puede mantenerse eternamente en el congelador, pues al cabo de un tiempo tendrá igualmente un nivel de microorganismos que desaconseje su consumo. A modo orientativo, estos son los plazos que deberías respetar, según el tipo de alimento:

  • Embutidos crudos: de 1 a 2 meses
  • Carne picada de vacuno, pollo o cerdo: de 3 a 4 meses
  • Pescado blanco: de 6 a 8 meses
  • Mariscos: de 6 a 18 meses

Adiós a la fecha de caducidad con la descongelación de alimentos

Todo lo que te hemos explicado es importante por una razón: la fecha de caducidad indicada en el alimento deja de tener validez. Pongamos un ejemplo para entenderlo:

Compras un envase de carne picada que caduca 10 días más tarde. Después, decides congelarlo en el quinto día. Lo guardas en el congelador y lo dejas allí 3 meses. Cuando lo sacas y comienza la descongelación del alimento, ya no debes pensar que aún le quedan otros cinco días más en buen estado, sino el periodo que te indicamos más abajo.

La comida descongelada, ¿cuánto dura? Respuestas según el tipo de alimento y otros factores

A continuación te contamos el tiempo que puedes mantener cada grupo de alimento descongelado y sin cocinar, teniendo en cuenta otros factores. 

Pero ojo, esto es válido solo si lo mantienes refrigerado de manera adecuada, es decir, en el frigorífico. De lo contrario, a temperatura ambiente, los microorganismos proliferarán y habrás echado por tierra la conservación en el congelador.

Duración según el tipo de alimento

Esta es una tabla orientativa sobre comidas descongeladas y cuánto duran:

  • Pescado: es uno de los alimentos más sensibles y solo aguanta descongelado un día en la nevera, o dos como máximo.
  • Carne: igual que el pescado, sólo debería permanecer descongelada en el frigorífico durante un día o dos como máximo, aunque si se trata de un corte entero, puede aguantar algún día más en el refrigerador si en su momento se congeló nada más comprarlo.
  • Verduras y legumbres: pueden aguantar algo más, hasta tres o cuatro días, aunque puede que su textura y frescura no sean las mismas.
  • Platos ya cocinados: se mantiene el mismo criterio que en los anteriores casos, a pesar de que la carne se haya cocinado.
  • Si llevan carne o pescado: se debe consumir en uno o dos días.
  • Si no llevan carne ni pescado: se pueden consumir también algo después, hasta tres o cuatro días.

Duración según el momento en el que se congeló

Otro factor importante a tener en cuenta es el momento en el que se congeló el alimento y, por tanto, el estado en el que se encontraba en ese momento. En este sentido, lo ideal es congelar lo antes posible, es decir, nada más comprar el alimento o bien nada más cocinar el guiso. En ese caso, los tiempos arriba indicados se pueden mantener sin problemas. En cambio, si se congela un alimento cercano a su fecha de caducidad o bien varios días después de haberlo cocinado, se deberá consumir nada más descongelarse.

Duración según tu instinto

Por último, como criterio de prudencia reforzada, puedes también seguir tu instinto. 

Es decir, si el alimento, a pesar de que se encuentra dentro de los márgenes de tiempo arriba indicados, desprende un olor desagradable o tiene mal aspecto, mejor no lo consumas. Puede haber existido algún error o contratiempo en la cadena de congelación y descongelación del alimento: mal etiquetado en su venta, mal etiquetado a la hora de congelarlo, alguna discontinuidad en el funcionamiento del congelador, etc.  

¿Y se puede volver a congelar un alimento descongelado?

Ahora que ya sabes los detalles más importantes sobre la comida descongelada (cuánto dura, cómo se deteriora, etc.), nos hacemos eco de otra gran duda que asalta a los usuarios interesados en la descongelación de los alimentos: ¿se puede volver a congelar un alimento ya descongelado?

En líneas generales, hay consenso entre los expertos para decir que no es recomendable hacerlo, tanto por cuestiones de seguridad alimentaria como por la pérdida de propiedades organolépticas para su consumo. 

Hay que recordar que en el proceso de descongelación de los alimentos, se rompen las membranas celulares de éstos, propiciando la pérdida de agua, de modo que una nueva congelación y descongelación reduciría mucho su apetitosidad. Además, durante la primera descongelación, la carga de microorganismos aumenta, por lo que una segunda congelación ya no sería tan segura.

La única excepción

Pero todas las normas suelen tener su excepción, y aquí también ocurre: podrás volver a congelar un alimento crudo si, una vez descongelado, lo cocinas y lo conviertes en un guiso. En ese caso, deberás congelarlo nada más cocinarlo y después de haberse enfriado. En cambio, si lo descongelado es un plato ya cocinado y no un alimento crudo, no se podrá congelar de nuevo.

Cómo ves, la descongelación de alimentos es algo muy sencillo de hacer. Pero conviene tener claras las líneas rojas que no puedes traspasar con la comida congelada: cuánto dura en buen estado en la nevera, cuándo es posible volver a congelar, etc. 

 

Volver al inicio