Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
Has añadido este producto a tu lista de deseos
¿Seguro que quieres borrar la lista de comparación?
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.
Mantenimiento lavavajillas: el secreto para tenerlo impecable
Mantenimiento lavavajillas: el secreto para tenerlo impecable

lectura de 1 min

Mantenimiento lavavajillas: el secreto para tenerlo impecable
mantenimiento-lavavajillas-mobile
mantenimiento-lavavajillas

Un lavavajillas es un electrodoméstico que nos facilita la vida en la cocina, ahorrándonos tiempo y esfuerzo en la tarea de lavar los platos y utensilios. Sin embargo, para que nuestro lavavajillas funcione de manera óptima y nos proporcione resultados impecables, es fundamental darle el mantenimiento adecuado. En este post, destacaremos la importancia de mantener nuestro equipo en buen estado, los pasos básicos para su cuidado y algunos consejos para mantener tanto el interior como el exterior del lavavajillas en perfectas condiciones.

 

Pasos esenciales: mantenimiento básico del lavavajillas

 

El primer paso en el mantenimiento del lavavajillas es asegurarse de que esté desconectado de la corriente eléctrica y de que no haya platos o utensilios dentro. Una vez que esté listo, podemos comenzar con los siguientes pasos:

 

  1. Filtro reluciente, el corazón limpio de tu lavavajillas: el filtro es una de las partes más importantes, ya que se encarga de atrapar los restos de comida y evitar que obstruyan el sistema de drenaje. Para mantenerlo limpio, retíralo con cuidado según las instrucciones del fabricante y enjuágalo bajo agua caliente para eliminar los residuos. Si es necesario, utiliza un cepillo suave para descartar cualquier obstrucción persistente. Es recomendable realizar esta limpieza al menos una vez al mes para garantizar un rendimiento óptimo.
  2. Brazos rociadores, limpieza para un lavado perfecto: los brazos rociadores son responsables de distribuir el agua y el detergente de manera uniforme dentro del lavavajillas. Con el tiempo, pueden obstruirse con residuos de comida y calcificaciones. Para limpiarlos, retíralos suavemente y enjuágalos bajo agua caliente. Utiliza un alfiler o un palillo para eliminar cualquier obstrucción en los orificios y asegúrate de que los brazos rociadores estén completamente libres de obstrucciones antes de volver a colocarlos en su lugar.
  3. Despídete de los residuos, combate la cal y los depósitos: la acumulación de cal y los depósitos minerales pueden afectar el rendimiento del lavavajillas a largo plazo. Para combatir este problema, puedes utilizar productos descalcificadores especiales diseñados para estos electrodomésticos. Sigue las instrucciones del fabricante y realiza esta limpieza de forma regular para prevenir la acumulación de residuos y mantener tu lavavajillas en óptimas condiciones.

 

Mantenimiento de las partes visibles del lavavajillas

 

Además del mantenimiento interno, también es importante cuidar las partes visibles del lavavajillas para mantener su apariencia impecable. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para lograrlo:

 

  • Limpia la puerta y los paneles exteriores con un paño suave y un limpiador no abrasivo, evitando el uso de productos químicos agresivos que puedan dañar la superficie del lavavajillas.
  • Verifica los sellos de goma alrededor de la puerta y asegúrate de que estén limpios y sin residuos. Si encuentras alguna obstrucción, límpiala con un paño húmedo.
  • Mantén el área alrededor del lavavajillas limpia, libre de suciedad y derrames. Esto evitará la acumulación de residuos y ayudará a mantener un entorno higiénico.

 

Conclusión

 

Un lavavajillas bien mantenido no solo garantiza platos y utensilios limpios, sino que también previene la acumulación de residuos y olores desagradables. Al realizar un mantenimiento regular y seguir los pasos básicos mencionados anteriormente, puedes disfrutar de la tranquilidad de tener un equipo impecable y en óptimas condiciones. 

 

Si estás en busca de un lavavajillas de calidad, los modelos de Grundig son una excelente opción, ya que ofrecen un rendimiento de primer nivel y duradero, asegurando una limpieza excepcional en cada ciclo de lavado. Con un equipo bien mantenido, podrás decir adiós a los platos sucios y malos olores, y disfrutar de la comodidad y eficiencia que este electrodoméstico brinda en la cocina.

Compartir