Blog

Tipos de afeitado de barba: ¿cómo realizarlos?

¿Cuáles son los principales tipos de barba y qué tipo de afeitado requieren? Te contamos cómo conseguir el mejor cuidado de tu barba con Grundig.

Desde hace más de una década, la barba vuelve a estar de moda. En función de cada rostro, puede aportar matices interesantes como madurez, personalidad, originalidad, rebeldía y un largo etcétera. Sin embargo, si no se cuida adecuadamente, la sensación no será agradable, pues denotará dejadez, descuido e incluso falta de higiene. En este post te contamos cuáles son los principales tipos de barba y qué tipo de afeitado requieren, algo que podrás hacer con los productos de cuidado masculino de Grundig.

Productos básicos para la barba

Gracias a la barba, muchas son las opciones que tienes para configurar el look de tu rostro. En cada caso, vendrá determinado por las zonas de crecimiento y la densidad de pelo que tengas. Y por supuesto, los gustos personales y las preferencias de cada hombre, puesto que cada elección implica un esfuerzo de mantenimiento, un desembolso económico e incluso una dosis de atrevimiento para optar por un look… y mantenerse firme con él a pesar del impacto que pueda causar.

 

Pero en todos los casos, necesitarás algunos productos para conseguir el look deseado y cuidarlo a diario. En lo que respecta a los aparatos y utensilios, estos son algunos que necesitarás en mayor o menor medida:

 

  • Cortapelos para hombre
  • Peine de barba, aunque en muchos casos podrás aprovechar el que viene con el cortapelos
  • Afeitadora
  • Cuchillas de afeitar
  • Tijeras
  • Navaja

 

Por lo que respecta a los productos de higiene, se pueden mencionar:

 

  • Gel o espuma de afeitar, según los gustos
  • After shave
  • Champú para barba, pues el pelo del rostro es más grueso y duro que el cabello. Además, en la barba se podría formar caspa si no se lava adecuadamente
  • Aceite, bálsamo y cera para barbas tupidas, cuya misión es hidratar, acondicionar y fijar su forma

Tipos de afeitado, según el look

Ahora que ya conocemos algunos productos básicos para la barba, vamos a repasar qué implica cada tipo de afeitado, según las cuatro grandes opciones de look: afeitado completo, barba completa, bigote y perilla.

Look sin barba o completamente afeitado

Durante mucho tiempo se mantuvo como la opción preferida, en buena medida por su sencillez: retirar completamente la barba es una labor que se ha de llevar a cabo todos los días, pero sin grandes esfuerzos. Para ello, solo tendrás que proceder al afeitado por completo mediante cuchilla o, más fácil aún, mediante afeitadora con cuchillas rotatorias. El after shave tras el afeitado será el único producto de higiene que necesitarás en esta opción, además del gel o la espuma de afeitar en la fase inicial.

Look sin barba pero con patillas

Aunque decidas mantener tu barbilla y mejillas libres de pelo, puedes optar por dejar tus patillas largas. Si lo haces, deberás concebirlas como si de una barba se tratara (como mostramos en los siguientes apartados), especialmente si son grandes. Por tanto, deberás rebajarlas e igualarlas periódicamente con un cortapelos. A la hora de perfilar su contorno, puedes emplear una cuchilla, especialmente si ese es el método de afeitado empleado para el resto del rostro.

Barbas cortas y perfiladas, una opción con muchas variantes

Por este término entendemos todas aquellas barbas cuyos pelos no alcanzan gran longitud y, además, mantienen una forma bien definida, quedando patente cuál es la zona afeitada y cuál es la zona de barba. La lista de variantes de esta opción es muy amplia:

 

  • Barba cuadrada
  • Barba circular
  • Barba Balbo
  • Barba sin bigote
  • Barba Friendly Mutton Chops

 

En todos los casos, el tipo de afeitado será el mismo. El primer paso debes realizar es peinar los pelos de la barba para desenredarlos y trabajar mejor. Después, procede a rebajar su longitud hasta conseguir (o volver) a la deseada. Esto deberás hacerlo, a ser posible, de manera progresiva, jugando con la altura que te permiten los peines de tu recortadora. Tras ello, necesitarás perfilar el contorno deseado, según el look elegido. Esto lo tendrás que hacer con una cortadora de precisión o con tu cortapelos, retirando el peine. También podrás realizarlo con cuchilla, aunque probablemente te exija más trabajo. 

 

A renglón seguido, deberás afeitar por completo la parte del rostro que quede sin pelo, de tal manera que el contraste entre ambas zonas sea nítido. Y por último, tendrás que aplicar los productos de cuidado adecuados, tanto para la zona desnuda (after shave o cremas hidratantes) como para la barba (un aceite hidratante puede ser suficiente para una barba corta).

Barba tupida o hipster

De manera general, se suele denominar barba hipster a todas las barbas tupidas, es decir, aquellas que son muy densas y largas. Sin embargo, hay muchas posibilidades dentro de este grupo. Por ejemplo:

 

  • Barba de chivo
  • Barba Mutton Chops
  • Barba Verdi
  • Barba Garibaldi
  • Barba Dutch
  • Barba Bandholz

 

Y además de su densidad y longitud, todas tienen en común lo laborioso de su cuidado. Si optas por arreglarla en casa en vez de acudir al barbero, deberás asegurarte de dedicarle tiempo a diario, procediendo a peinarla, lavarla con productos específicos, así como hidratarla y acondicionarla. También deberás recortarla con cuidado utilizando tijera, aunque si de verdad quieres que se mantenga en su sitio, necesitarás emplear cera de barba. Y para la escasa zona de rostro que quede desnuda, podrás emplear cuchillas o navajas para perfilar adecuadamente su contorno.

Bigotes, otra opción al alza

El bigote, hasta hace poco, era prácticamente una solución estética de anciano. Pero en la actualidad, muchos son los jóvenes que recurren a él como símbolo de modernidad. Los hay de diferentes tipos, como por ejemplo:

 

  • Bigote original
  • Bigote fino
  • Bigote completo
  • Bigote de herradura
  • Bigote handlebar
  • Bigote fu manchu

 

Su tipo de afeitado y cuidado, en realidad, prácticamente no difiere del cuidado de una barba: los bigotes cortos se deben peinar, descargar y perfilar como las barbas cortas, mientras que los bigotes largos (handlebar o fu manchu, por ejemplo) necesitarán de tijeras y cera para que conserve su forma y posición en todo momento.

Perillas, una solución intermedia

La perilla es, en realidad, una opción de look que combina todas las anteriores y que permite una combinación de lo más personal, con formas largas y/o cortas al gusto. Algunas de las más usadas son:

 

  • Perilla sin bigote
  • Perilla de chivo
  • Banda de perilla
  • Barba de ancla
  • Barba fly
  • Barba padlock

 

Y al igual que el bigote, el tipo de afeitado y cuidado deberá seguir las pautas indicadas en la barba, según sea una perilla corta o larga.

Volver al inicio