Las reformas de las etiquetas energéticas y los requisitos de diseño ecológico conducen a un futuro mejor.

Las etiquetas energéticas son fundamentales para garantizar que los electrodomésticos sean lo más sostenibles posible, lo que conlleva mayores etiquetas de eficiencia energética y un nivel constante de calidad y rendimiento. Ahora esas etiquetas energéticas se han modificado para reflejar los niveles modernos de sostenibilidad, con clasificaciones desde la A (más eficiente) hasta la G (menos eficiente) en lugar del sistema anterior de A+, A++ y A+++.


Las nuevas etiquetas pretenden premiar a los productos energéticamente eficientes y, al mismo tiempo, establecer unos requisitos de diseño ecológico más estrictos y mejorar el rendimiento medioambiental: unas reformas de las etiquetas energéticas que encajan perfectamente con nuestra visión de marca.


En Grundig, creemos que un hogar no es sólo un refugio rodeado de cuatro paredes que nos separan del mundo exterior. De hecho, es todo lo contrario. Es donde aprendemos los valores humanos fundamentales, donde aprendemos a respetar, a compartir, a ser amables y generosos. Lo que nos ha impulsado todo este tiempo es la creencia de que los valores fundamentales que nos hacen mejores seres humanos empiezan en casa. Y lo que aprendemos dentro se refleja luego fuera.


Nuestros hogares están conectados con el mundo exterior de maneras que no podemos imaginar. Las pequeñas cosas que hacemos dentro, pueden tener un gran impacto fuera. Con las más pequeñas acciones cotidianas, creemos firmemente que podemos crear un futuro mejor.
 

La industria se mueve en la dirección paralela que hemos seguido para un futuro mejor. Las nuevas etiquetas energéticas y regulaciones energéticas fueron desarrolladas para responder a las necesidades de consumo consciente en los hogares, y se aplican a 4 grupos de electrodomésticos Grundig:

1) Lavavajillas
2) Lavadoras y lava secadoras
3) Frigoríficos, incluyendo congeladores y vinotecas
4) Pantallas electrónicas, incluyendo televisores.

Veamos los dos cambios más destacados:

1. Las nuevas etiquetas energéticas tienen más sentido y son más intuitivas

El etiquetado solía incluir las calificaciones A+, A++, A+++, lo que significaba que los consumidores podían comprar un electrodoméstico A+ sin darse cuenta de que no tenía la máxima eficiencia energética. Ahora, las etiquetas van de la A a la G, siendo la A la calificación más alta y la G la más baja. Además, para fomentar la innovación, conseguir una calificación A es actualmente mucho más difícil que antes.
 
2. Un enfoque en el ecodiseño en línea con un futuro más sostenible

Con la nueva normativa, el diseño es una parte fundamental para ser más respetuoso con el medio ambiente y la eficiencia energética. Los requisitos de diseño ecológico se refieren ahora específicamente a garantizar que los productos sean más sostenibles y que las características del diseño combinen la eficiencia energética con la belleza estética.

Como parte de los requisitos de diseño ecológico, se han establecido nuevas normas sobre piezas de repuesto que exigen que éstas sean más fáciles de reparar y sustituir para conseguir una alta calificación. La facilidad de acceso a la información sobre el mantenimiento es otra de las características que sitúan la sostenibilidad, la calidad y el diseño como una de las principales prioridades de las nuevas etiquetas.

En resumen, este cambio en la normativa energética es un gran paso adelante para la industria y para Grundig, ya que hemos puesto la belleza estética y la sostenibilidad en la vanguardia de nuestras prioridades. Con los cambios, los electrodomésticos como los de Grundig que se centran más en la sostenibilidad se verán recompensados por las etiquetas energéticas, lo que animará a innovar y nos hará avanzar hacia un futuro más sostenible. Nuestros innovadores productos se centran precisamente en esto, lo que les permite ser lo más eficientes posible desde el punto de vista energético y nos ayuda a obtener calificaciones de alto nivel para el nuevo sistema de etiquetado.

Utilizamos electrodomésticos todos los días de nuestra vida, y cuando nos unimos para celebrar la sostenibilidad con cada acción que realizamos, todos contribuimos a hacer nuestra parte para que el mundo sea mejor. Estas etiquetas energéticas son un paso más hacia nuestro objetivo final.
 

Lavavajillas

Las etiquetas energéticas de los lavavajillas están cambiando. A partir del 1 de marzo de 2021, todos las eiquetas energéticas se enumerarán de la A a la G en lugar de A+, A++ y A+++.

El objetivo de las nuevas etiquetas es premiar a los productos energéticamente eficientes y, al mismo tiempo, establecer unos requisitos de diseño ecológico más estrictos y mejorar el rendimiento medioambiental: unas reformas de las etiquetas energéticas que encajan perfectamente con nuestra visión de marca.


La nueva normativa abarca no solo la eficiencia energética, sino también el consumo de energía. Se han reducido los niveles de consumo energético considerados aceptables.

La clase de eficiencia energética de los lavavajillas se basa en el consumo de energía del programa "Eco". El programa "Eco" es capaz de limpiar la vajilla de suciedad normal de una manera energéticamente eficiente que también conserva el agua. Es el programa más eficiente debido a este ahorro de energía y agua.

Las etiquetas de clasificación energética proporcionan mucha información valiosa sobre un producto. Este es el aspecto de la etiqueta de eficiencia energética de los lavavajillas y el significado de los símbolos y números:
 

  1. Código QR
  2. Escala de clases de eficiencia energética (A - G )
  3. Clase de eficiencia energética
  4. Consumo de energía del programa Eco en kWh por 100 ciclos (Nuevo)
  5. Capacidad nominal en cubiertos estándar para el programa Eco
  6. Consumo de agua del programa Eco en litros por ciclo (Nuevo)
  7. Duración del programa Eco (Nuevo)
  8. Nivel de ruido en dBA y clase de emisión de ruido (Nuevo)(Nivel de potencia sonora referido a 1 pW)
Lavadoras

Las etiquetas energéticas de las lavadoras y las lava secadoras están cambiando. A partir del 1 de marzo de 2021, todos los niveles de energía se enumerarán de la A a la G en lugar de la A+, la A++ y la A+++.

El objetivo de las nuevas etiquetas es premiar a los productos energéticamente eficientes y, al mismo tiempo, establecer requisitos de diseño ecológico más estrictos y mejorar el rendimiento medioambiental: unas reformas de las etiquetas energéticas que encajan perfectamente con nuestra visión de marca.
La nueva normativa abarca no solo la eficiencia energética, sino también el consumo de energía. Se han reducido los niveles de consumo energético considerados aceptables.

La clase de eficiencia energética de las lavadoras se basa en el consumo de energía del nuevo programa "Eco 40- 60". El programa "Eco 40-60" se recomienda para una suciedad normal en prendas de algodón y lino con etiquetas que indican la temperatura de lavado entre 40 °C y 60 °C.

Descubre el aspecto de la etiqueta de clasificación energética de las lavadoras y el significado de los símbolos y números: 
 

  1. Código QR (Nuevo)
  2. Escala de clases de eficiencia energética (A-G)
  3. Clase de eficiencia energética
  4. Consumo de energía ponderado en kWh por 100 ciclos (Nuevo) (Para el cálculo de los valores de consumo se tienen en cuenta los valores de cuarto, media y plena carga).
  5. Capacidad nominal en kg
  6. Consumo de agua ponderado en litros por ciclo (Nuevo) (Para el cálculo de los valores de consumo, se tienen en cuenta los valores de cuarto, media y plena carga).
  7. Duración del programa "Eco 40-60" a capacidad nominal (Nuevo) (El programa "Eco 40-60" es la base para determinar el consumo de energía, el consumo de agua, la eficiencia de lavado, centrifugado y aclarado, la humedad residual, el ruido y la duración del programa).
  8. Clase de eficiencia de centrifugado
  9. Nivel de ruido durante el centrifugado en dBA*** y clase de emisión de ruido (Nuevo)(Nivel de potencia sonora referido a 1 pW)
Lava secadoras

Las etiquetas energéticas de las lavadoras y las lava secadoras están cambiando. A partir del 1 de marzo de 2021, todos los niveles de energía se enumerarán de la A a la G en lugar de la A+, la A++ y la A+++.

El objetivo de las nuevas etiquetas es premiar a los productos energéticamente eficientes y, al mismo tiempo, establecer requisitos de diseño ecológico más estrictos y mejorar el rendimiento medioambiental: unas reformas de las etiquetas energéticas que encajan perfectamente con nuestra visión de marca.
La nueva normativa abarca no solo la eficiencia energética, sino también el consumo de energía. Se han reducido los niveles de consumo energético considerados aceptables.

La clase de eficiencia energética de las lavadoras se basa en el consumo de energía del nuevo programa "Eco 40- 60". El programa "Eco 40-60" se recomienda para una suciedad normal en prendas de algodón y lino con etiquetas que indican la temperatura de lavado entre 40 °C y 60 °C.

Descubre el aspecto de la etiqueta de clasificación energética de las lavadoras y el significado de los símbolos y números: 

  1. Código QR (Nuevo)
  2. Escala de clases de eficiencia energética (A-G)
  3. Clase de eficiencia energética del ciclo completo y 2 Clase de eficiencia energética del ciclo de lavado
  4. Consumo energético ponderado del ciclo completo en kWh por 100 ciclos (Nuevo)
  5. Consumo energético ponderado del ciclo de lavado en kWh por 100 ciclos (Nuevo)
  6. Capacidad nominal del ciclo completo en kg y 2 Capacidad nominal del ciclo de lavado en kg
  7. Consumo ponderado de agua del ciclo completo en litros por ciclo (Nuevo) y 2 Consumo ponderado de agua del ciclo de lavado en litros por ciclo (Nuevo)
  8. Duración del ciclo completo a capacidad nominal (Nuevo) y 2 Duración del ciclo de lavado a capacidad nominal (Nuevo)
  9. Clase de eficiencia de centrifugado (Nuevo)
  10. Nivel de ruido durante el centrifugado en dBA y clase de emisión de ruido (Nuevo) (El programa "Eco 40-60" es la base para determinar el consumo de energía, el consumo de agua, la eficacia del lavado, el centrifugado y el aclarado, la humedad residual, el ruido y la duración del programa. Para el cálculo de los valores de consumo se tienen en cuenta los valores de cuarto, media y plena carga. El nivel de potencia sonora está referido a 1 pW).
Frigoríficos

Las etiquetas energéticas de los electrodomésticos han cambiado. A partir del 1 de marzo de 2021, todos los niveles de energía se enumerarán de la A a la G en lugar de A+, A++ y A+++.

El objetivo de las nuevas etiquetas es premiar los productos energéticamente eficientes y, al mismo tiempo, establecer unos requisitos de diseño ecológico más estrictos y mejorar el rendimiento medioambiental: unas reformas de las etiquetas energéticas que encajan perfectamente con nuestra visión de marca.

La nueva normativa abarca no solo la eficiencia energética, sino también el consumo de energía. Se han reducido los niveles de consumo energético considerados aceptables.
En el caso de los frigoríficos, se han actualizado las etiquetas energéticas y también se ha modificado la forma de medir los volúmenes de los compartimentos.

Descubre el aspecto de una etiqueta de eficiencia energética para frigoríficos y el significado de los símbolos y números: 
 

  1. Código QR (Nuevo)
  2. Escala de clases de eficiencia energética (A-G)
  3. Clase de eficiencia energética
  4. Consumo anual de energía en kWh por año
  5. Volumen total de los compartimentos de congelación
  6. Volumen total de todos los compartimentos de refrigeración y descongelación
  7. Nivel de ruido en dBA* y clase de emisión de ruido (Nuevo) (Nivel de potencia sonora referido a 1 pW.)
Dispositivos electrónicos

Se han puesto en marcha algunas normativas específicas que se aplican a los televisores y pantallas electrónicas. Las nuevas clasificaciones se centran en el grado de eficiencia energética que pueden tener en función del tamaño de la pantalla. Se mide la eficiencia energética global, con clasificaciones basadas en la cantidad de energía que se utiliza cuando el televisor está apagado, en espera, conectado a Internet, etc.

Los requisitos de diseño ecológico, como la disponibilidad de piezas de repuesto e información sobre reparaciones, también se aplican a los televisores.

  1. Código QR (Nuevo)
  2. Escala de clases de eficiencia energética (A-G)
  3. Clase de eficiencia energética determinada de acuerdo con el punto B del anexo II cuando se utiliza PmeasuredSDR
  4. Consumo de energía en modo encendido en kWh por 1.000 h, cuando se reproduce el contenido SDR, redondeado al número entero más cercano
  5. La clase de eficiencia energética determinada con arreglo al punto B del anexo II cuando se utiliza PmeasuredHDR
  6. El consumo de energía en modo encendido en kWh por 1.000 h, al reproducir contenidos HDR, redondeado al número entero más próximo
  7. Diagonal de pantalla visible en centímetros y pulgadas y resolución horizontal y vertical en píxeles
Volver al inicio