Gracias por tus comentarios.
Cancelar
¿Seguro que quieres vaciar tu lista de deseos?
Has añadido este producto a tu lista de deseos
Has añadido este producto a tu lista de deseos
¿Seguro que quieres borrar la lista de comparación?
Solo puedes comparar productos de la misma categoría.
Acabas de añadir un artículo para comparar. ¡Sigue!
El artículo se ha eliminado de la lista de comparación.
La lista de comparación está llena.
Solo hay 1 producto en la lista. Añade más para comparar.
¿Qué electrodomésticos consumen más?
¿Qué electrodomésticos consumen más?

lectura de 1 min

¿Qué electrodomésticos consumen más?
que-electrodomesticos-consumen-mas-mobile
que-electrodomesticos-consumen-mas

Para poder reducir la factura de la luz y aportar nuestro granito de arena en la lucha contra el cambio climático, es preciso conocer qué electrodomésticos consumen más energía. En ellos, tenemos mayor margen de ahorro, algo que en ocasiones es posible con un solo gesto o con una buena elección de modelo. Por ello, en este post te contamos cuál es el consumo de los electrodomésticos más habituales, con algunos breves consejos que te ayudarán a limitar el gasto asociado a ellos.

 

El consumo de electrodomésticos: ¿cuál es el que más gasta?

 

 

Responder a la pregunta de qué electrodoméstico gasta más luz resulta difícil, puesto que cada aparato, cada hogar y cada usuario es distinto. Los hábitos de cada familia determinan cuál es el que le acapara más consumo, aunque si tomamos como referencia los valores medios, podemos destacar los siguientes electrodomésticos, como recoge a su vez la Guía Práctica de la Energía, del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico).

 

El frigorífico

 

El frigorífico es un electrodoméstico imprescindible en todo hogar y acapara cerca de un tercio de la luz consumida en casa. Su consumo real dependerá de su tamaño y potencia, pero también de su certificación energética y del uso que le dé su usuario. En concreto, algunos errores habituales pueden provocar un aumento de su demanda energética y, por tanto, del gasto que supone en la factura. Estos son algunos consejos a tener en cuenta:

 

  • Limita el tiempo en el que la puerta de la nevera permanece abierta
  • No introduzcas alimentos calientes en él, pues el frigorífico realizará un sobreesfuerzo para mantener la baja temperatura de funcionamiento
  • Comprueba que las juntas de la puerta están en buen estado y no propician pérdidas de frío
  • Saca partido a las tecnologías que mejoran la eficiencia en la conservación, como las que te mostramos en este post

 

El lavavajillas

 

Su gasto puede ser elevado, puesto que los electrodomésticos que consumen más son aquellos cuyo funcionamiento se basa en la generación de calor. Y el lavavajillas realiza un gran esfuerzo para calentar el agua de lavado y el aire de secado. En algunos hogares puede suponer un 10% de su gasto eléctrico, especialmente en aquellos donde se le da un uso intensivo. Por ello, algunos consejos útiles son los siguientes: 

 

  • Utiliza el temporizador para que funcione en las horas ‘valle’, las más baratas (de madrugada y en fines de semana y festivos)
  • Llena el interior hasta alcanzar la carga máxima
  • Selecciona el programa Eco, que generalmente prescinde de secado mediante aire caliente y se nutre del aire del ambiente. Eso prolonga el tiempo total del programa, pero reduce considerablemente su consumo de electricidad

 

La lavadora

 

Al igual que el lavavajillas, la lavadora entra en el grupo de electrodomésticos que consumen más, puesto que recurre al calentamiento de agua para un lavado efectivo. Además, su uso tan habitual y cotidiano hace que su porcentaje en la factura de la luz pueda llegar al 12% en muchos casos. Por ello, son valiosos estos consejos:

 

  • Elige, siempre que sea posible, temperaturas de lavado bajas
  • Llénala de ropa a carga máxima (pero sin sobrecargar el tambor) para reducir el número de lavados
  • Utiliza la lavadora en horas ‘valle’, siempre que puedas tender la ropa poco después de su conclusión, pues tampoco es recomendable dejar mucho tiempo la ropa húmeda en el tambor de la lavadora

 

El horno

 

Por su funcionamiento a base de generación de calor y por sus tiempos prolongados de uso, puede llegar a ser un electrodoméstico de considerable consumo: en los hogares que más recurren al horneado de alimentos, puede suponer cerca del 9% de la factura de la luz. Pero su impacto total puede ser menor siguiendo estos consejos:

 

  • Mantenlo bien limpio para que sea más eficiente
  • No abras su puerta mientras está funcionando, pues reduce la temperatura de la cavidad y, por tanto, prolongará el tiempo necesario para completar la cocción. Además, influye negativamente en el resultado final del plato
  • Si el alimento lo admite, deja que los últimos minutos de cocción se completen con el horno apagado, aprovechando así el calor residual del interior de la cavidad
  • Elige hornos con función 3D, que reparten el aire caliente por todos los rincones de la cavidad, mejorando la eficiencia de la cocción. Así ocurre con HotAero Pro de los hornos de Grundig

 

Otros electrodomésticos

 

Aunque se puede decir que los electrodomésticos que consumen más son los arriba mencionados, hay otros que también pueden tener un notable impacto en la factura de la luz. Y, de nuevo, son aparatos que emplean electricidad para generar calor, en concreto:

 

  • La plancha: los modelos más antiguos, a pesar de ser más pequeños, pueden tener un consumo mucho mayor que los modernos y eficientes centros de planchado
  • La secadora: son de gran utilidad cuando el ambiente es húmedo o cuando se necesita tener la ropa lista rápidamente, pero para reducir su impacto en la factura puedes secar al aire libre siempre que sea posible
  • Microondas: acapara un gran consumo eléctrico, aunque en periodos muy reducidos de tiempo, de modo que su impacto global no es tan alto como otros aparatos
  • Calefacción eléctrica (split):ejorar el aislamiento general de la casa te ayudará a reducir las horas de consumo de este aparato

 

En cambio, aparatos como televisores y ordenadores han avanzado mucho en cuanto a eficiencia se refiere y, salvo que tengan una pantalla de alto consumo (como el plasma), su impacto en la factura de la luz no debería ser demasiado alto. 

 

Consejo final para reducir el consumo de los electrodomésticos

 

Ya hemos dado consejos específicos para limitar el consumo de los electrodomésticos que más energía demandan, pero hay uno global que se puede (y se debe) aplicar a todos ellos: la elección de modelos con una buena certificación energética: a ser posible, los catalogados como A (o A+++ en algunos casos), que se corresponden con el color verde (sin confundir esta clasificación con las gamas blanca, gris o marrón, que explicamos en este otro post). Y Grundig cuenta con un gran número de modelos de este tipo.

Compartir